11 oct. 2012

Aplicando Facebook en mis cátedras

Introducción, ¿desde donde nos posicionamos?:

En el trabajo en el aula los docentes enfrentamos muchas veces desafíos, como los de atraer a los estudiantes al tema que vamos a desarrollar o implicarlos en una investigación que a “nosotros” nos interesa; pero ¿a ellos?
Hay oportunidades para innovar en el aula con ellos, y para ellos; especialmente por ellos. Dedicarnos a la innovación significa entender que hay problemas que no podemos dejar de entender para luego poder actuar en consecuencia; como es el caso de las “las TICs” en sus vidas y “las pobres habilidades de lectura/reflexión” en los jóvenes ¿es así?  O ¿somos nosotros que no entendemos como ellos funcionan?
Una máxima de un gran maestro en mi vida, el Prof. Pedro Lavarello, me planteaba un claro desafío de la educación, que hice máxima en mi vida de docente y formador. El me planteaba…” Ama lo que ellos aman para que ellos amen lo que uno ama”.
¿Qué sueñan los adolescentes hoy? ¿cómo los expresan o comunican? ¿qué esperan de nosotros en el aula?
Algunas de estas preguntas dispararon una idea en las materias que desarrollamos desde la pedagogía, con base en las TICs: “creemos lazos con ellos en base al desafío permanente”.
La propuesta se transformó en “crear contextos de aprendizaje” para ellos y nosotros.
¿Qué canal nos sirve para priorizar la comunicación, cuando no estamos en el aula?
El cuaderno es complejo y asincrónico; el correo también pero mas flexible cuando les llega. ¿hay una opción que nos aporte la presentación de consignas y trabajos sin limitaciones y que ellos siempre usen? Respuesta: Si en nuestro caso, Facebook.

Una propuesta adaptada a la educación

¿Cuál era la idea? El proyecto que abordamos tuvo como sentido estructurar un grupo cerrado  para los alumnos del curso y que ocasionalmente sería visitado por profesores invitados del establecimiento, para aprender y compartir conocimientos. Nos interesó crear un espacio mas para compartir (que no reemplaza a otros) y generar nuevos conocimientos en orden a los ejes temáticos de la asignatura, permitiendo que cada alumno se transforme en aprendiz y enseñante, al participar del grupo.

¿Cómo nos organizamos? Los criterios de uso del mismo son simples:
a)      - Cada alumno es responsable de la información que suba al grupo, fundamentando su propuesta. (sea esta video, texto, frases, libros, animaciones, presentaciones, sitios, etc.)
b)      - La temática debe estar orientada a la materia / temática, evitando usar el grupo para otro fin que no sea educativo.
c)       - Cada uno podrá asumir la función de difusor o de promotor de nuevos conocimientos que obtenga de sus recursos; libros, apuntes, ideas personales, como también de la web.
d)    -  Las discusiones serán de nivel académico y no informal; particularmente promoviendo en el grupo el aprendizaje que luego continuaremos en el aula o que lo abre para la clase siguiente.
e)      - El grupo puede ser consultado en clase, por lo que debe preverse su acceso al mismo en los momentos que cada uno lo considere.
f)       - Cuando los aportes son de un grupo, el que sube la información menciona a los compañero, etiquetando el trabajo.
Y ¿Cómo se evalúan a los alumnos? Serán evaluados por la cátedra con nota, en función de tres ejes o habilidades:
a)      Participación coherente y consistente en las discusiones
b)      Aportes con fundamento de los temas a tratar
c)       Capacidad de coordinación de algún debate que él proponga

Ventajas y Desventajas – Todo un problema

Al comenzar con la experiencia enfrentamos momentos de inercia (todos accedían porque si) o luego momentos de aceleración (el profe o los alumnos estaban obsesionados con tener que subir algo por subir).  El proceso de aprendizaje de todos nos llevo a considerar prudente no hacer girar a la materia en todos los temas alrededor de FB, sino que se consensuaba con ellos en qué épocas nos convenía. Lo mismo que acordábamos con los estudiantes en otras épocas, ahora se explotaban porque empezaban a participar las 24 hs de los 7 días de la materia y comenzó a vivirse el efecto contradictorio: entro a mi FB , pero no a la materia!!! O como algún alumno nos comentó: “¿Profe este fin de semana va a subir algo?”
Del trabajo realizado en los últimos dos años tuvimos que repensar criterios de trabajo y colaboración entre todos; enseñar a compartir y comunicar; estar atentos a las demandas de ellos como a los pedido de ayuda; escucharlos y leerlos; esperarlos y orientarles.
Pero sin dudas el uso educativo de esta red social, FB, nos exigió reflexionar como darle claramente una connotación pedagógica y desde ahí la tratamos e incorporamos, obviando funcionalidades que podrían darse al principio.

Para cuando uno quiera involucrarse ha de tener claro que el proceso comienza con una breve exploración; luego nos amigamos todos al entorno y al trabajo con el profe que ve todo y los compañeros también; luego entre tira y aflojes aparecen los tiempos prudentes de acceso y carga de tareas; para luego evaluar aprendizajes pautados en tiempo real; con calificaciones que nuevamente compartimos con los otros. 
Hasta ahora esto ha sido posible porque aplicamos tres criterios:
a)      La asignatura usa FB no al revés; es una herramienta entre tantas para aprender.
b)      La clave central de la asignatura es desafiarnos, trabajemos por proyecto o individualmente.
c)       Confianza en todos y entre todos para poder comenzar algo y seguirlo quién sea (según acuerdos) pues el centro es el aprendizaje

Cuestiones Técnicas y Didácticas


¿Porque el trabajo con FaceBook? Esta herramienta es poderosa y permite acceder desde cualquier equipo, por lo que permite asegurarnos un acceso casi diario, a diferencia de otras que los jóvenes son renuentes a utilizar como los grupos de trabajo.


Cada uno de los miembros de la clase compartimos en el grupo todo lo que se refiere a la asignatura evitando comentarios propios de las redes sociales.
Los archivos y paginas que se suben (como lo ya explicamos), conviene que tengan un comentario, no queremos copiar-pegar, queremos generar conocimiento y opinión de lo que aprendemos.
El grupo funciona según el tema como receptáculo de trabajos; foro de discusión, envío de tareas; comunicación; etc.
Lo central es el proceso educativo, que todos conocen a la perfección; incluidas las planificaciones.

Cuando evaluamos, los criterios están establecidos de antemano, por lo que cada uno pude autoevaluarse.

El compartir se refuerza con un proceso inicial de “enseñarles a trabajar en equipo” no decirles que lo hagan. Para esto nosotros orientamos en cada caso que lo requiera, quién con quién trabajará. Esto está definido desde el inicio de la cátedra y fundamentado en la planificación.

Los comentarios 1 a 1, se realizan por mensajería de FB; en ambas direcciones.


Además, acordamos un reglamento de trabajo en FB que nos garantice que las actividades y participación, a través de él cumpla con lo previsto.

Finalmente el humor es el continente del clima de trabajo para que la confianza se vea reforzada y asegurada en que “vamos a aprender” y que el “error” es parte de nuestro aprendizaje. Nos esforzamos en crear un contexto de aprendizaje en donde la Herramienta nos acompaña, cuando es necesario.

Dónde estamos nosotros los docentes

En estos enfoques de uso de redes sociales, la posición del profesor es central pues hace de técnico de fútbol (no juega pero orienta los talentos); es director de orquesta (marca el ritmo); es director de jazz (mueve a la creatividad) y es “maestro” pues se asombra de los logros con ellos.

Que competencias didácticas exigen estas redes, puede ser una cuestión a revisar, pero la experiencia propia y de algunos colegas que se sumaron a esta movida, es terminante: “con lo que sabemos podemos”, sólo es necesario reflexionar y probar; hacer pruebas pilotos y confiar; evaluar y comunicar mucho lo que aprendemos; lo que logramos y lo que no; motivar y esperar; etc.

Pero las competencias tecnológicas o digitales parecen mas complejas, parecen una barrera inalcanzable a quién nunca tuvo FB. ¿Depende como lo miremos? Si es posible aprenderlo sólo o con colegas, pero también nos lo pueden introducir los alumnos y así hacerlos partícipes mas aun de lo que podemos aprender todo, desafiando a la ignorancia y a superarnos cada día, para finalmente llegar a diciembre diciendo "Lo mejor está por venir"

1 comentario:

  1. Querido Eduardo, excelente artículo, comparto plenamente lo que expresas a lo largo de todo el post. En lo personal he aplicado algunas redes sociales desde hace un par de años (Edmodo, redalumnos) pero sin los resultados que esperaba, recién hace un par de meses incursioné con el Facebook realizando en modo general lo mismo que tu describes (pero no tan analítico el proceso a decir verdad). Llegué a Fb por sugerencia de mis propios alumnos, y la verdad que como herramienta de trabajo y de compartir experiencias y comentarios con ellos es muy bueno. Permite realizar todo lo que mencionas y acudir al interés de ellos mismos. Rescato que mas allá de la herramienta en sí el papel del docente (por lo menos en nivel secundario) es central para elevarles los horizontes y las perspectivas a los alumnos. El alumno puede participar e integrarse de modo distinto, favorece el "destape" de algunos, la integración, el trabajo en equipo, la opinión personal sin el menoscabo de la verguenza que frecuentemente los inmoviliza.
    Se hizo muy extenso mi comentario, para finalizar, sin lugar a dudas, lo mejor está por venir.

    ResponderEliminar